Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Trump posterga arancel de 10% a productos chinos para salvar ventas de Navidad

Modificar el impuesto a productos chinos beneficia a sectores que suman más de US$100.000 millones en comercio. El presidente de Estados Unidos Donald Trump ayer dio su mejor muestra de que no deja de pensar como un empresario. Semana y media después de haber dicho que un nuevo grupo de productos chinos tendrían un arancel de 10% a partir del 1 de septiembre, decidió postergar esa decisión hasta el 15 de diciembre y la razón es porque no quiere perturbar la época navideña.

Con el propósito de no sabotear uno de los períodos más fructíferos en ventas para los comerciantes, Trump anunció por redes sociales que ciertas categorías como los juguetes, los computadores, los teléfonos móviles y los videojuegos fabricados en China que entren a Estados Unidos estarán exentos de ese nuevo impuesto, que en total representan US$300.000 millones.

Según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, la importación de estos artículos que por ahora quedan librados de un arancel de 10% ha venido creciendo. Cifras publicadas en la página web de la Oficina del Censo de los Estados Unidos revelan que la importación de computadoras desde China en 2010 sumaba US$39.343 millones, una cifra que aumentó a US$47.178 millones en 2018, lo que representa un aumento de 19%. En la categoría de celulares y accesorios, el incremento es aún mayor, pues la cifra pasa de US$32.612 millones a US$71.872 millones.

 

AEV/Reuter

[sform id=’1498′]