Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Tribunal Federal asesta golpe a Trump sobre uso de Twitter: Twitter es la red social favorita del presidente Trump.

El mandatario no podrá bloquear a seguidores que lo critiquen

Un tribunal federal de apelaciones dictaminó que no se permite al presidente Donald Trump bloquear a las personas en Twitter por declaraciones que no le gustan.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito señaló que debido a que Trump usa esa red social para comunicarse con el público sobre su Administración y su cuenta está abierta al público para que las personas comenten sus publicaciones, garantiza la libertad de expresión constitucional bajo la Primera Enmienda.

“Concluimos que la Primera Enmienda no permite que un funcionario público que utiliza una cuenta de redes sociales para todo tipo de propósitos oficiales excluya a las personas de un diálogo en línea de otra manera abierto, porque expresaron opiniones con las cuales el funcionario está en desacuerdo”, señala la opinión.

El presidente Trump admitió que bloqueó a los demandantes en el caso en 2017 después de que publicaran mensajes que lo “criticaron a él o a sus políticas”, según documentos judiciales.

La Primera Enmienda prohíbe la discriminación gubernamental contra la libertad de expresión de una persona basada en su punto de vista y los abogados del mandatario afirmaron que su cuenta es privada, por lo que la Primera Enmienda no debería aplicarse.

Sin embargo, el Tribunal indicó que la cuenta de Trump era privada antes de convertirse en presidente, pero eso cambió una vez que asumió el cargo y lo utilizó para asuntos oficiales, ya que ahora muestra “todos los detalles de una cuenta oficial”.

Cuando el mandatario republicano deje la Casa Blanca podría retomar como privada su cuenta.

El Tribunal consideró como una ironía que la actual discusion política abona a la democracia, por lo que requiere espacios para ellos. “Este debate abarca una gama extraordinariamente amplia de ideas y puntos de vista y genera un nivel de pasión e intensidad que rara vez se han visto. Este debate, tan incómodo y tan desagradable… no obstante, es algo bueno”, consideró el Tribunal Federal.