Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Argentina: Ahorro en pesos aumenta y caen los en dólares, mientras se impuso el bloqueo de cuentas bancarias para operaciones en criptomonedas.

Algunos de los pocos trucos que los ahorristas argentinos encontraron para esquivar las trabas cambiarias se cerraron en los últimos días. Por un lado, los bancos empiezan a impedir a sus clientes operar online con sus cuentas en dólares si detectan movimientos sospechosos, consecuentes con la compra de cupo para compra de dólares a “coleros digitales”. Y, por el otro, una web que permite comprar dólares a través de la operación con criptomonedas decidió trabar esa posibilidad para residentes argentinos.

Bloquean cuentas bancarias y operaciones con criptomonedas para frenar transacciones que evadían las trabas cambiariasLos bancos empezaron a impedir movimientos online a cuentas en dólares que compraban el cupo de USD 200 mensuales a terceros. Y una empresa que permitía comprar criptomonedas con pesos para luego cambiarlas por divisas trabó la modalidad.

Acostumbrados a vivir bajo controles cambiarios, los ahorristas argentinos no dejan de buscar huecos en la normativa que limita la compra de dólares a USD 200 mensuales por persona. Una de las formas que encontraron, bastante fácil de detectar, es pagarles a terceros para que compren su cupo mensual para luego recomprarlos. A través de transferencias online, varios clientes de entidades locales recurrieron a esta operatoria para pasar por encima del cepo cambiario.

Dos bancos digitales alertaron a sus clientes esta semana respecto de los riesgos de llevar adelante operaciones que van contra la Ley Penal Cambiaria. Rebanking y Brubank salieron a contar que tuvieron que cerrar algunas cuentas de clientes, o que estaban dispuestos a hacerlo, ante la proliferación de esas operaciones. Luego se sumó un banco tradicional, BBVA Argentina, que empezó a inhabilitar el acceso online a las cuentas que sostenían estos movimientos. El acceso al dinero de la cuenta está garantizado, pero ya no podrán operar más las cuentas en dólares en forma online.

Pero estas trabas no son las únicas que surgieron en los últimos días. Esta mañana, la empresa Buenbit –que opera con criptomonedas, pesos y dólares– anunció que impedirá a los usuarios radicados en la Argentina operar con dólares, dado que eso va contra las normas cambiarias vigentes en el país.

Por otra parte, aunque no se liga el contexto del bloqueo de cuentas bancarias con el ahorro medio de argentina, se ha experimentado qué están creciendo los depósitos en pesos y caen en dólares

Con el control de cambios y la suba de tasas aumentaron los plazos fijos en pesos y su monto medido en dólares supera a las colocaciones en moneda dura, que crecen por fuera del sistema.

La súper abundancia de liquidez revitalizó al plazo fijo como alternativa para los pesos, un instrumento de ahorro potenciado por tasas de interés reales positivas. Además, un control de cambios duro y las restricciones para el retiro de efectivo de bancos, por las medidas de aislamiento social preventivo del COVID-19, recorta la demanda de dólares, tanto en el circuito oficial como en el mercado paralelo. Por eso, en los últimos meses se hizo evidente cómo el plazo fijo estuvo ganando la pulseada contra su principal rival, el dólar, en la preferencia de los argentinos que puede ahorrar en este contexto.

Los plazos fijos privados ($1,8 billones) representan unos USD 18.600 millones, mientras que los depósitos en dólares del sector privado suman USD 17.000 millones

A un tipo de cambio minorista promedio de $91-incluido el 30% del impuesto PAIS- estos montos involucraron unos $49.700 millones. En ese mismo mes de mayo, el monto de plazos fijos del sector privado no ajustables por CER/UVA crecieron en unos $136.000 millones, casi tres veces más.

En tanto, un informe de First Capital Group detalló: “en junio, los depósitos en moneda nacional se incrementaron 9,9% impulsados por los plazos fijos en pesos, lo que representa una evolución de 79,7% en términos interanuales. Los plazos fijos en pesos aumentaron 11% respecto a mayo. Los depósitos en dólares disminuyeron 0,4% en el mes, en términos interanuales, la disminución es del 46 por ciento”.

El Banco Central decidió el viernes 17 de abril empezar a obligar a los bancos públicos y privados a pagar una tasa mínima del 26,6% a los clientes que tengan depósitos en plazos fijos. Y el 29 de mayo elevó dicho piso al 30 por ciento. Como consecuencia, desde el 17 de abril el monto de plazos fijos del sector privado en pesos, no ajustables por UVA, se incrementó un 28%, desde $1,4 billones a $1,8 billones el pasado 1 de julio.

El notorio aumento del monto de depósitos a plazo fijo en pesos demuestra que está dando buenos resultados la suba a 30% del límite inferior de la tasa ofrecida a ahorristas que dispuso del BCRA, con una inflación que desaceleró fuerte en los últimos meses. En la plaza informal destaca la estabilización de la moneda norteamericana en los $127, con mínimas variantes desde mediados de mayo, movimiento que evidencia que el cobro del medio aguinaldo incidió muy poco en la demanda, en un período de pérdida de poder adquisitivo de los salarios por la recesión y las medidas de aislamiento.

Desde la suba del piso de tasas, el monto de plazos fijos del sector privado creció 28% en dos meses y medio, a 1,8 billones

Hoy, el stock de depósitos a plazo fijo superó al de depósitos en dólares, debido a que la salida de divisas del sistema sigue siendo mayor a la de los ingresos, mientras que se sostiene el ritmo de crecimiento de las colocaciones en pesos.

AEV/INFOBAE


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*