Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Armenia y Azerbaiyán se acusan mutuamente de violar acuerdo de solución al conflicto.

Armenia y Azerbaiyán, que se habían comprometido a “negociar” una solución pacífica para Nagorno Karabaj, se acusaron mutuamente este sábado de haber vulnerado la tregua pactada horas antes en la región separatista de Nagorno Karabaj tras dos semanas de combates.

Armenios y azerbaiyanos acordaron en Moscú un cese al fuego con el fin de canjear prisioneros de guerra e intercambiar los cuerpos de los soldados caídos en el frente, y además se comprometieron a iniciar “negociaciones sustanciales” con el fin de lograr un “pronto” arreglo pacífico al conflicto.

Aunque las sirenas no han dejado de sonar en la capital karabají, Stepanakert, la situación es mucho más tranquila que en las últimas jornadas, cuando la ciudad fue bombardeada por el Ejército azerbaiyano. Por su parte, el ministerio de Defensa de Armenia informó haber ordenado a las unidades militares karabajíes que cesen el fuego.

Según ha podido constatar por la Agencia EFE, los pocos habitantes que no han sido evacuados están expectantes, pero escépticos, ya que no hay plena confianza en que el alto el fuego vaya a ser duradero. En el resto de la zona los combates continuaron anoche y durante las últimas horas en un intento de ganar posiciones antes del cese de las hostilidades.

En 1918, Azerbaiyán y Armenia se declararon independientes del Imperio Ruso. En la repartición territorial ya había discrepancias sobre la región denominada Nagorno Karabaj, lo que derivó en una corta guerra. Todo esto quedó aplacado cuando la Unión Soviética asumió el control de la zona, Armenia y Azerbaiyán incluidas. Allí estableció la República Socialista Federativa Soviética Transcaucásica.

 

AEV/EFE

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*