Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Corea del Norte preparó condiciones para que, la infección no fuese agresiva

Corea del Norte es uno de los pocos países del mundo que casi no ha sido afectado por el coronavirus. Si bien la mayoría de los países no solo lidia con las repercusiones de la propagación de la infección, sino también con los problemas económicos provocados por ella. En medio de esta crisis mundial, Corea del Norte parece un lugar seguro. 

Pero ¿a qué se debe el éxito norcoreano en la tarea de minimizar la influencia de la propagación del coronavirus? Sobre todo, esto tiene que ver con el carácter aislado de la nación comunista. A Corea del Norte la llaman a menudo en Occidente el ‘reino ermitaño’ justo por el hecho de que el país está prácticamente cerrado para los extranjeros, además, su economía está orientada a la autosuficiencia, es decir, prácticamente no depende de otras economías.

Esto quiere decir que la crisis actual probablemente no tenga un efecto desastroso para el bienestar de sus ciudadanos y para el sistema financiero como puede suceder en algunos países de Europa que ya han sido azotados por la marcha incesante del nuevo coronavirus.

“Es difícil de predecir, pero es verdad que Corea del Norte ya ha aprendido a vivir en condiciones de aislamiento y sanciones por lo tanto sin duda logrará sobrevivir a la crisis actual vinculada con la propagación del coronavirus, pero aquí es importante entender que esto no necesariamente significa que el país evitará todas las consecuencias de la crisis”, puso de relieve el experto un experto en epidemiologia: Yevgueni Kim.

La experiencia de vivir en las graves condiciones del régimen de sanciones ayudará a los norcoreanos. Eventualmente la población del país comunista demostrará cómo es posible superar la crisis porque el pueblo norcoreano ya tiene un carácter curtido. Precisamente la autosuficiencia es el truco ingenioso del que la gestión política norcoreana y Kim Jong-un personalmente aprovechan para evitar los efectos dañinos de la pandemia del coronavirus a su economía.

“En cualquier caso hay que estudiar su experiencia. Cuando hablan del principio que supone la dependencia de sus propias fuerzas no tienen en mente nada negativo. La gente a menudo dice que no hay esperar que Dios te ayude siempre, sino que hay que contar con uno mismo. El sistema norcoreano de esta manera ha aprendido a sobrevivir sin importar las duras condiciones”, dijo Kim.

En la reciente sesión del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea —el gobernante partido norcoreano— se han aprobado medidas muy serias en cuanto al funcionamiento del país y su Gobierno en las condiciones del posible brote del coronavirus. En particular, se han introducido medidas para asegurar el funcionamiento de la economía nacional frente a los nuevos retos que ha traído consigo la infección, relató el entrevistado.

En otras palabras, Corea del Norte ha demostrado que en los tiempos de crisis el modelo económico autárquico es uno de los más efectivos. El país no depende de otros países y no sufre de otros efectos dañinos de la globalización. Si bien en tiempos de estabilidad en la escena económica mundial la globalización es un fenómeno del que se aprovechan, ahora que todos cierran sus fronteras mucho depende de la capacidad de cada país de ser autosuficiente. Y Corea del Norte hoy está recogiendo los frutos de su política.

Las autoridades norcoreanas tomaron medidas preventivas con tal de frenar la propagación del COVID-19. En particular, el país ya prohibió la entrada de los turistas extranjeros al país y canceló todos los viajes oficiales. Al mismo tiempo, por alguna razón el país decidió expulsar a los diplomáticos extranjeros, una medida bastante controvertida, pero parece que nada puede parar a Pyongyang cuando busca garantizar la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos.

Entretanto, dentro del país, Pyongyang hace esfuerzos como cualquier otro país para impedir al surgimiento del coronavirus. Según varios informes, más de 1.000 ciudadanos fueron puestos en cuarentena. Algunos de ellos ya han sido dados de alta.

De hecho, cuando se dio a conocer que se había producido un brote de coronavirus en la ciudad china de Wuhan, Corea del Norte fue uno de los primeros países que selló todas sus fronteras. La introducción de la cuarentena como lo hizo Corea del Norte y los demás países del mundo es una medida muy efectiva, explicó Kim.

Otro problema para Corea del Norte en caso de que fracase en frenar el coronavirus en su territorio sería la distribución de los medicamentos, agregó. De acuerdo con las sanciones vigentes introducidas contra Pyongyang, el país comunista no puede adquirir diferentes productos farmacéuticos. Esto explica por qué las duras medidas contra la propagación del coronavirus están justificadas, prosiguió.

Además, la situación en Corea del Norte es más fácil por qué allí no hay muchas personas de la tercera edad —el sector de la población que corre el mayor riesgo de fallecer por el COVID-19— como, por ejemplo, en Italia, por lo cual en caso de un brote en Corea del Norte las consecuencias no serán tan graves.

Otra razón, señaló Kim, es la disposición por parte de los doctores norcoreanos de un suplemento dietario que fortalece el sistema inmunitario. “Dicho suplemento fue elaborado hace 12 años en Corea del Norte y desde entonces no ha sido importado a otros países porque los gigantes farmacéuticos internacionales no reconocen los medicamentos creados en el país comunista y simplemente no quieren competencia”, aseveró Kim.

Los medios de información estatales, entretanto, llaman a los ciudadanos a obedecer las directivas de los organismos estatales y los incita a llevar mascarillas, sin embargo, esta última no es obligatoria para todos, en particular, para el líder de la nación comunista, Kim Jong-un.

En las imágenes publicadas recientemente el mandatario norcoreano aparece acompañado por oficiales militares observando los ejercicios. Todos los militares que estaban del lado de Kim llevaban mascarillas negras a excepción del propio dirigente del país. Esto probablemente está relacionado con la imagen de Kim Jong-un. El mensaje que quieren transmitir los medios norcoreanos es obvio. Kim es invencible: no está preocupado por el virus y está por encima de toda esta situación.

AEV/ATF


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*