Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Costa Rica da marcha atrás en la propuesta de elevar los impuestos para acceder a un crédito con el FMI

A raíz del anuncio del gobierno de Costa Rica de establecer un Acuerdo con el FMI para acceder a un crédito de US$ 1,750 millones surgió una respuesta significativa de la población que ha paralizado el comercio internacional y la actividad económica interna.

Las protestas que se realizan en Costa Rica, que afectan la circulación vehicular en el país y el paso por las fronteras, repercutirán en el corto plazo en el comercio intrarregional y en los costos del transporte de carga.

Para acceder al crédito de $1.750 millones que pretende solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno de Costa Rica propuso gravar las transacciones financieras, elevar el impuesto a las utilidades de empresas y personas, e incrementar el impuesto a los bienes inmuebles.

Las medidas propuestas generaron una serie de protestas en el país y aunque el 4 de octubre la administración Alvarado dio marcha atrás a la propuesta inicial para solicitar el financiamiento y convocó a un diálogo intersectorial, el 5 de octubre Costa Rica aún se encontraba semiparalizada por los bloqueos que se realizaban en diversas vías del país.

Además de los bloqueos en las carreteras, que hasta la mañana del 5 de octubre sumaban más de 30, durante el fin de semana y a causa de las manifestaciones se impidió el paso del transporte de carga por el punto fronterizo de Paso Canoas, que es compartido por Costa Rica y Panamá.

Rodolfo De La Guardia, presidente del Consejo de la Empresa Logística (COEL) de Panamá, dijo a Laestrella.com.pa que “… los bloqueos sí traen repercusiones a nuestra economía ya que se imposibilitan las exportaciones que se hacen desde Panamá y el tráfico de mercancía que se envía desde aquí (a otros países de la región). Se espera un impacto económico en la carga logística, pero en estos momentos todavía es muy pronto para dar una cifra en concreto sobre las pérdidas que se estarían generando.” El directivo explicó que, aunque el movimiento ya se ha comenzado a restablecer, se estima que entre 300 y 500 unidades de transporte se vieron afectadas por los bloqueos.

Héctor Fajardo, integrante de la Federación Centroamericana de Transporte (FECATRANS), informó a Prensalibre.com que “… los bloqueos pasaron de siete a 23 puntos estratégicos por donde circula el transporte de carga en Costa Rica, y durante el fin de semana pasado los manifestantes llevaron maquinaria para poder obstaculizar el paso con volcanes de tierra y rocas.”

Fajardo añadió que “… A los retrasos se suma que el incumplimiento de los plazos migratorios que establece Costa Rica para los pilotos de carga pesada, y que son consecuencia de los bloqueos. ‘Los cinco días de plazo están por vencer para la mayoría de los pilotos, y de no liberarse el paso estarían más tiempo en ese país, y tampoco hay opción de retornar’.”

De acuerdo con el integrante de FECATRANS, existen multas en los casos de los pilotos que incumplan los plazos migratorios. Esto y los atrasos, podrían presionar al alza los costos del transporte de carga.

AEV/Varios Medios


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*