Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El aprendizaje remoto e hibrido en medio de la pandemia y sus desafíos para proteger la salud y seguridad de los estudiantes

No existe una plantilla común en los países del mundo para determinar si educar a los estudiantes de forma remota, traerlos de vuelta al aula o crear un modelo híbrido que combine ambos.

Los estudios inmediatos sobre como reiniciar el retorno de una inmensa población mundial a las escuelas atraviesa diferentes obstáculos y desafíos.  En gran parte del hemisferio norte, es la temporada de regreso a clases. Pero los preparativos de este año están cargados de ansiedad adicional a medida que los educadores, los funcionarios de salud pública y los padres intentan equilibrar la necesidad de reducir la propagación del coronavirus con el deseo de llevar a los estudiantes a entornos de aprendizaje más productivos.

La primera prioridad de todo sistema escolar debe ser reducir las tasas de transmisión de virus y proteger la salud y seguridad de los estudiantes y el personal. Los líderes del sistema a nivel nacional y local deben adaptar sus estrategias para reflejar el nivel de transmisión en sus comunidades. En una pandemia que avanza rápidamente, eso no es una tarea fácil. Las circunstancias cambian semanalmente, e incluso los países con pocos casos en la actualidad deberían estar atentos y preparados para cambiar de rumbo en caso de un resurgimiento.

Por el momento, no existe una plantilla común para determinar si educar a los estudiantes de forma remota, traerlos de vuelta al aula o crear un modelo híbrido que combine ambos. En los Estados Unidos, por ejemplo, más de las tres cuartas partes de los 50 distritos escolares más grandes han decidido comenzar el año escolar de forma remota como resultado de las infecciones continuas. Kenia anunció recientemente que sus escuelas permanecerán cerradas hasta 2021, mientras que los funcionarios de Filipinas se han comprometido a mantener las escuelas cerradas hasta que haya una vacuna disponible. En los Países Bajos y otras partes de Europa, por el contrario, muchas escuelas planean reanudar la enseñanza a todos los estudiantes a tiempo completo en el aula.

En cada modelo, el primer paso es conseguir los protocolos de salud correctos. Una vez que los funcionarios tengan una idea clara de lo que se requiere para reducir las tasas de transmisión y salvar vidas, pueden desarrollar modelos sólidos para minimizar los retrasos en el aprendizaje y ayudar a los estudiantes durante la crisis. En este artículo, no nos enfocamos en el lado de la salud, que está siendo abordado por los funcionarios de salud pública, sino en el imperativo del aprendizaje. Para muchos estudiantes, regresar al salón de clases a tiempo completo no será seguro por algún tiempo.

Lo relevante es diferenciar según el nivel de necesidad y capacidad existente. Los educadores han entendido desde hace mucho tiempo el valor de adaptar los planes de estudio y los entornos de las aulas a las necesidades de los diferentes grupos de edad, estudiantes y sistemas escolares. De manera similar, no existe una estrategia única para todos para determinar el modelo óptimo de aprendizaje en la crisis de COVID-19. Lo que sí sabemos, a partir de nuestro propio análisis y datos rastreados por la UNESCO y la NWEA, es que ciertos grupos de estudiantes han sufrido mayores reveses y seguirán enfrentando más obstáculos en entornos de aprendizaje remoto. En áreas donde la transmisión de enfermedades está bajo control y los administradores pueden reanudar el aprendizaje en el aula, estos estudiantes deben tener prioridad.

El aprendizaje remoto es especialmente difícil para los estudiantes que también tienen que lidiar con desafíos como problemas de aprendizaje, dificultades económicas o entornos domésticos inestables. Muchos de estos estudiantes tendrán dificultades para prosperar en un entorno remoto donde carecen de orientación práctica, apoyo emocional y acceso a la tecnología.

 

AEV/McKinsey


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*