Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El choque entre Rusia y Arabia Saudí sobre el petróleo hace que se estallen los mercados mundiales. Países más afectados de América Latina.

Los mercados no tardaron en reaccionar a la drástica caída del 31% de los precios del crudo. La bolsa española estuvo entre las más afectadas. Así, los futuros de S&P 500 cayeron por hasta un 5% en la noche del 8 de marzo, lo cual activó un límite que previene la venta de futuros por debajo de este nivel. Por su parte, los futuros de Dow se desplomaron por más de 4,2%, y los de Nasdaq Composite por un 4,5%. Al abrir los mercados el 9 de marzo, el Promedio Industrial Dow Jones cayó 1.884 puntos, o 7,3%, al colocarse en 23.790,90 a las 9.38 hora local (12.38 GMT). La fuerte caída llevó a suspender las actividades de la bolsa por 15 minutos. A su vez, el índice australiano S&P/ASX 200 cayó por un 5,9% el 9 de marzo, lo cual supone la mayor reduccion desde el octubre de 2008. La misma situación se observó en Japón, con el Nikkei hundiéndose por aproximadamente 5%, llevando al cierre más bajo en más de un año. El principal índice de Hong Kong, el Hang Seng Index, también sufrió un desplome de un 3,87%.

México

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores perdía 5,22% en sus operaciones de la mañana del 9 de marzo, informó el Grupo Financiero Banco Base.

“En México el IPC inició con un retroceso de 5,22%, oscilando alrededor de 39.250 puntos”, informó la institución en un reporte a los mercados financieros.

La caída de la bolsa mexicana ocurre en sintonía con EEUU, donde los principales índices accionarios sufrían caídas superiores a 6%.

España

La bolsa española se desplomó más de un 7% en la apertura de este 9 de marzo por debajo de los 7.800 puntos, en una jornada que estuvo marcada por la “guerra” en el mercado del petróleo y el coronavirus.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, se hundió en el inicio de la sesión, tocando mínimos que no se registraban desde junio de 2016, en pleno referéndum sobre el Brexit del Reino Unido.

Las acciones de la petrolera Saudi Aramco caen hasta el límite máximo permitido. En concreto, el indicador llegó a situarse en un mínimo de 7.754 puntos, una fuerte caída que se moderó a medida que avanzó la sesión.

La petrolera española Repsol registró pérdidas de más del 15% al inicio de esta jornada, mientras que otras empresas vinculadas a las materias primas como Acerinox (acero) o Arcelormittal (hierro) también vieron pérdidas significativas.

Esta circunstancia se sumó a la incertidumbre y el miedo generalizado al impacto económico derivado de la expansión del virus detectado por primera vez en China el pasado diciembre, y que ya afecta a un centenar de países de todo el mundo.

Valores turísticos españoles relacionados con los hoteles y el tráfico aéreo como Meliá, Aena o IAG se vieron especialmente perjudicados y agravaron caídas que se venían sucediendo desde hace semanas por el fuerte descenso de las reservas aéreas y hoteleras.

Todos los valores de la bolsa española cotizaron en rojo, también los bancos, con pérdidas de alrededor del 10% para Sabadell, Bankia, BBVA y Santander.

Italia

La Bolsa de Milán también cayó un 8,68% respecto a los valores en las primeras horas de operaciones, informó el portal Borsaitaliana.it.

Fuertes caídas se registraron en las bolsas de Fráncfort, París y Londres. La prima de riesgo, o la diferencia en rentabilidad entre los bonos a 10 años italianos y alemanes, rozó los 220 puntos en la apertura de la bolsa, para bajar consecutivamente a 197 puntos.

Brasil

El principal índice de la Bolsa de Sao Paulo, el Ibovespa, registró una caída de 10% la mañana de este 9 de marzo, lo que provocó la activación del llamando “circuit breaker”, que interrumpió las negociaciones durante 30 minutos.

En un comunicado, la Bolsa de Sao Paulo informó que el “circuit breaker” es un procedimiento que “interrumpe la negociación de activos negociados en bolsa” y que sólo se activa en momentos “atípicos” del mercado, en momentos de fuerte caída de precios.

Tras los 30 minutos de cierre, la Bolsa reabrió con caídas un poco menores: a las 11.25 hora local el Ibovespa registraba una caída del 9,57%.

Entre las empresas brasileñas, la más perjudicada fue la petrolera Petrobras, cuyas acciones llegaron a caer 24%. El pesimismo en el mercado financiero también afecta a las previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto de Brasil en 2020.

El boletín Focus, que divulga el Banco Central de Brasil cada lunes, rebajó la previsión de crecimiento para este año del 2,17% de la semana pasada al 1,99%.

Fue la cuarta caída consecutiva de este indicador y la primera vez que se prevé que la economía brasileña crezca menos de un 2%.

Esto se debe a que la cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del 6 de marzo terminó con la negativa de Rusia a sumarse al pacto para ampliar los recortes de producción de los barriles, a lo que Arabia Saudí respondió con un anuncio del aumento de producción y una bajada de precios.

En concreto, el barril de Brent —referencia en Europa— cayó más de un 30%, rebajando todavía más un precio que ya había sido afectado por las consecuencias económicas derivadas de la incertidumbre por el coronavirus.

AEV/ATEV


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*