Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El Gobierno argentino plantea un período de gracia de la deuda externa por los próximos tres años con una reducción del 62% de los intereses y de 5,4% del capital.

La oferta del Gobierno “incorpora un período de gracia” para no pagar intereses ni capital durante “tres años”, explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante la presentación pública en la residencia presidencial de Olivos, en la provincia de Buenos Aires (este).

La deuda externa de Argentina alcanza 277.648.0 millones de dólares

Durante encuentro con el presidente, Alberto Fernández, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y varios gobernadores del país, el titular del Palacio de Hacienda reconoció que todavía no hay un acuerdo con los acreedores, pero advirtió “que hoy Argentina no pude pagar nada, no sólo ahora sino durante ciertos años”.

En el escenario actual, el país sudamericano propuso a los acreedores de su deuda externa una quita del 62% de interés, lo que equivale a unos 37.900 millones de dólares, además de una reducción del 5,4% del capital, lo que supondría un alivio de 3.600 millones de dólares adicionales.

Al destacar que Argentina cuenta con el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), del G20 y del G7, Martín Guzmán insistió en que “hay consenso de que debe haber una reducción fuerte de la carga de la deuda”.

Ministro de Economía de Argentina advierte por insostenibilidad de la deuda pública. El país sudamericano retomaría el pago de la deuda “con una tasa de interés de 0,5%” inicial hasta que vaya “creciendo hasta niveles sostenibles”. El Gobierno dará un plazo de 20 días para que los acreedores acepten este acuerdo.Bajo este esquema, “el interés promedio que pagaría la Argentina es de 2,33%”, puntualizó Guzmán. Al insistir en que la deuda en los términos actuales es insostenible, el ministro aclaró que “la propuesta conlleva mayor reducción de intereses que de capital”.

El lanzamiento formal de la oferta ante los acreedores externos se realizará  este 17 de abril.

“Querer forzar pagos de deuda insostenible significaría una carga aún mayor. Significaría condenar a millones más a la pobreza, al desempleo, a la pérdida de oportunidades y sueños”, dijo Guzmán al abogar por un alivio que permita al país honrar sus compromisos.

El presidente Alberto Fernández, por su parte, ratificó que “una deuda sostenible es una que no postergue las necesidades de la Argentina”.

Las necesidades que tenía el país en diciembre “se han incrementado a partir de la debacle por la pandemia” del nuevo coronavirus, observó el jefe de Estado.

En todo caso, “nos propusimos ser serios y no aprovechar la coyuntura del coronavirus para dilatar este problema”, añadió Fernández tras la intervención del ministro Guzmán.

El Ejecutivo presentó el 15 de abril un pedido ante la comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) para emitir bonos por 20.000 millones de dólares, que se añaden a los 30.500 millones de dólares ya solicitados en marzo.

A través de este trámite, la actual gestión presentó la documentación necesaria para hacer pública la oferta con la que intentará reestructurar la deuda en manos de acreedores privados.

El país sudamericano mantiene además una deuda con el Fondo Monetario Internacional de 44.000.0 millones de dólares, que fue contraída por la administración de Mauricio Macri (2015-2019). En una carta enviada al Club de París el mes pasado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió aplazar por un año el pago de 2.100.0 millones de dólares que vencen el próximo mes.

El Gobierno espera renegociar la deuda externa que se encuentra en manos de acreedores extranjeros, pero advirtió que el país debe crecer antes de cumplir con sus compromisos financieros.

AEV/El Financiero.ar


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*