Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

En Alemania el 20 por ciento de los niños crecen en la pobreza

Las tasas de pobreza infantil en Alemania se niegan a ceder, según mostró un nuevo estudio. Los expertos dicen que la crisis del coronavirus solo empeorará la situación, según mostró un informe de la Fundación Bertelsmann publicado el miércoles 22/07/2020

El estudio encontró que hubo pocas mejoras en los últimos años y que la crisis del coronavirus probablemente empeorará la situación. “Durante años, la lucha contra la pobreza infantil ha sido uno de los mayores desafíos sociales en Alemania”, dice el informe. Aun así, desde 2014, la tasa de pobreza infantil en Alemania ha registrado muy pocas mejoras. Según el informe, el 21,3 por ciento de todas las personas menores de 18 años en Alemania están creciendo en la pobreza.

La alta y persistente tasa de pobreza infantil en el país muestra que el área es un “asunto significativo e inconcluso” para Alemania, según el documento.

El estudio consideró varios factores en su análisis de la pobreza infantil. Además de observar a las familias que reciben los beneficios de asistencia social Hartz IV de Alemania, los investigadores también consideraron a los niños de familias cuyos ingresos son inferiores al 60 por ciento del promedio de todos los hogares, criterios según los cuales son considerados en riesgo de pobreza.

Alrededor de dos tercios de los niños que viven en la pobreza en Alemania la experimentan a largo plazo, según el informe. Los efectos concretos de la pobreza en Alemania incluyen no ser dueño de un automóvil o tener dispositivos electrónicos en la casa, y prescindir de vacaciones y actividades como ir al cine.

“La pobreza infantil sigue siendo un problema estructural sin resolver con consecuencias considerables para el crecimiento, el bienestar, la educación y las perspectivas futuras de los niños”, subrayó la fundación. La crisis del coronavirus amenaza con exacerbar aún más los problemas de pobreza infantil, según el informe.

 

Los padres de niños desfavorecidos a menudo trabajan medio tiempo y, en consecuencia, se han visto desproporcionadamente afectados por la pérdida de empleo e ingresos durante la pandemia. Existe el riesgo de que muchos niños que viven en la pobreza “caigan en el olvido”, advirtió Jörg Dräger, presidente de la Fundación Bertelsmann.  Dräger dijo que esto podría explicarse en parte por el hecho de que muchos servicios estatales y sociales se cerraron al menos temporalmente durante la crisis.

La educación en el hogar requerida por los bloqueos de coronavirus también afecta desproporcionadamente a los niños más pobres, según el informe. Estos niños a menudo no tienen el equipo técnico o el espacio necesarios para participar en el aprendizaje.

Por ejemplo, el 24 por ciento de los niños en hogares que reciben apoyo de ingresos básicos no tienen acceso a una computadora con internet, según el informe.

Dräger dijo que los legisladores no hacen lo suficiente para combatir la pobreza infantil y pidió a los gobiernos estatales y federales que tomen mayores medidas: “La prevención de la pobreza infantil debe convertirse en una prioridad política, especialmente en el marco de la crisis por el coronavirus” según el informe.

 

AEV/ Fundación Bertelsmann (22/07/2020)

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*