Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Estados Unidos de América intenta ganar aliados con exrepúblicas soviéticas

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, llegó el domingo (02.02.2020) a Uzbekistán, última etapa de una gira por varias exrepúblicas soviéticas, para afirmar la voluntad de Washington de defender la “soberanía” de los aliados de Moscú y de hacer frente a la influencia de China.

Este proceso de acercamiento se produce cuando Estados Unidos acusa a Rusia de haber violado el Tratado de Eliminación de Armas Nucleares de Medio y Corto Alcance (INF, por sus siglas en inglés), con el misil 9M729 pero “hay razones para pensar que tanto Washington como Moscú se sienten muy cómodos abandonando el acuerdo”.

La estrategia del secretario de Estado busca debilitar la influencia de China y Rusia sobre los aliados de Moscú. Pompeo llegó a la capital uzbeca tras visitar Ucrania, que está enfrentada a Moscú, Bielorrusia y Kazajistán, estos dos últimos, miembros de una alianza militar y de una unión económica con Moscú. El lunes se reunirá con el presidente Shavkat Mirziyoyev.

Poco antes, en Kazajistán, el jefe de la diplomacia estadounidense pidió a la comunidad internacional que se implique más para frenar la represión de las autoridades chinas contra las minorías musulmanas de Xinjiang.

Según las organizaciones de defensa de derechos humanos, cerca de un millón de chinos musulmanes, en su mayoría uigures de Xinjiang, pero también kazajos, fueron internados en “campos de reeducación”.

Pide asilo para los que huyen de China. “Estados Unidos pide que todos los países se nos unan para exigir que cese (esta persecución). Solicitamos el asilo para aquellos que quieren encontrar refugio y huir de China”, declaró Pompeo.

Un informe de parlamentarios estadounidenses acusó en enero a China de “crímenes contra la humanidad” en Xinjiang, donde las autoridades realizan una política de seguridad máxima en respuesta a los atentados contra civiles que son atribuidos a separatistas uigures.

Antes de Uzbekistán y Kazajistán, Pompeo visitó el viernes Ucrania, donde aseguró a las autoridades del país que su país seguirá apoyándolos en la crisis con Moscú y contra los separatistas prorrusos del este del país. El sábado, prometió “avances reales” en la relación con Bielorrusia, el aliado más cercano de Rusia.

Estos países que ganaron la independencia tras la disolución de la URSS “quieren ser independientes y soberanos” y Washington les ayudará a conseguirlo, proclamó el secretario de Estado antes de iniciar su gira.

AEV/gs (afp, reuters)


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*