Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La pandemia de Covid-19 está interrumpiendo los suministros mundiales de alimentos como los cereales

La desaceleración económica debido a Covid-19 corre el riesgo de desencadenar una crisis de demanda global de alimentos. En particular, está interrumpiendo los suministros mundiales de ciertos alimentos básicos como los cereales. ¿Cuál es el impacto de esta crisis en los precios del arroz y la seguridad alimentaria para las personas más vulnerables?

Algunas respuestas de Patricio Méndez del Villar, economista de CIRAD y experto en mercados internacionales y el sector del arroz.

Desde el comienzo de esta crisis de salud, solo los mercados de trigo y arroz han sufrido una fuerte presión sobre los precios. Esa presión se deriva de la decisión tomada por los principales países exportadores a fines de marzo de limitar o congelar temporalmente sus exportaciones.

En cuanto al arroz, este aumento también se debe al hecho de que el mercado internacional es muy marginal: solo se exporta el 9% de la producción mundial. Sin embargo, desde el comienzo de la crisis, Tailandia, el segundo mayor exportador del mundo, después de India y antes de Vietnam, es el único que no ha limitado sus exportaciones.

Los países importadores se han convertido en masa en Tailandia. El resultado es que los precios han aumentado un 30% en solo unas pocas semanas. Desde entonces, Vietnam ha reanudado sus exportaciones de arroz, al igual que la India, y la situación ahora está volviendo a la normalidad. No obstante, es probable que los volúmenes de arroz en el mercado internacional disminuyan significativamente en el segundo trimestre de 2020. A pesar de comenzar a estabilizarse, los precios mundiales deberían mantenerse altos durante algunos meses.

Si bien las existencias chinas de arroz ascendieron a 58 millones de toneladas en 2008, ahora superan los 105 millones de toneladas. Esto representa el 60% de las existencias mundiales. Gracias a estas abundantes reservas, China está ahora en condiciones de regular el mercado mundial del arroz. Sin embargo, Beijing aún no ha anunciado que tiene la intención de vender grandes cantidades de arroz en caso de que los precios vuelvan a subir. Por lo tanto, es demasiado pronto para revisar su estrategia comercial para el mercado del arroz en 2020.

AEV/ Entrevista realizada por Grégory Fléchet


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*