Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La pandemia del coronavirus provoca caos en el mercado del oro y otros metales preciosos

El caos en el mercado del oro, causado por la pandemia del coronavirus, se está extendiendo a otros metales preciosos, incluidos la plata y el platino, advierte la agencia Bloomberg. Los cambios provocan grandes pérdidas en algunos bancos.

El mercado del oro se vio sumido en un caos en marzo, puesto que la suspensión de vuelos y los cierres de refinerías hicieron que los comerciantes temieran no poder llevar el oro a Nueva York a tiempo para entregarlo contra los contratos de futuros, recuerda el medio.

Esto, a su vez, hizo que los futuros, que normalmente se negocian al mismo ritmo que el precio corriente de Londres, se dispararan a una prima de hasta 70 dólares la onza.

Los flujos de oro hacia Nueva York no tienen precedentes y según dicha agencia advierte que hay señales de que esa dinámica no se limita al oro. Los futuros de plata y platino se han negociado a niveles elevados frente a los metales spot desde principios de abril. Y como en el caso del oro, las primas están estimulando grandes aumentos en los inventarios de la bolsa de Nueva York.

La explosión de los diferenciales del oro a principios de este año provocó grandes pérdidas en algunos bancos, que suelen vender futuros en Nueva York para cubrir sus posiciones en el mercado extrabursátil de Londres.

HSBC Holdings Plc. perdió 200 millones de dólares en un solo día de operaciones, lo que ilustra los desafíos que enfrentan los bancos debido a la agitación en el intercambio de activos físicos (EFP, por sus siglas en inglés).

La plata y el platino han estado viendo diferencias de precios similares. El diferencial de precios entre los futuros de la plata y los precios spot terminó el segundo trimestre en el nivel más alto en casi cuatro décadas, observa el medio. El EFP del platino alcanzó su nivel más alto desde principios de 2008. Y el paladio tuvo la mayor diferencia registrada desde 1993.

 

AEV/Bloomberg


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*