Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La policía china arresta al destacado crítico de Xi Jinping por criticar el manejo de la crisis del coronavirus y los vínculos con Australia

Un destacado crítico del presidente de China, Xi Jinping, ha sido rodeado por 10 coches de policía y arrestado en Beijing, dicen sus partidarios, después de publicar un ensayo acusando al Partido Comunista Chino de impotencia sistémica en su manejo de la crisis del coronavirus.

Xu Zhangrun, profesor de la Universidad de Tsinghua que completó su doctorado en la Universidad de Melbourne en 2000, era un erudito visitante en la escuela de derecho de Melbourne y escribió un libro sobre el sistema legal australiano, fue arrestado a las 10 de la mañana del lunes.

Siguió a su publicación en curso de artículos críticos con el gobierno a pesar de haber sido suspendido por Tsinghua y haber reducido su salario.

Xu publicó un ensayo provocativo en febrero que acusaba a las autoridades chinas de permanecer alegremente como la ventana crucial de oportunidad para contener el coronavirus “cerrado en sus caras”.

 

“La causa de todo esto radica, en última instancia, en The Axle [es decir, Xi Jinping] y la camarilla que lo rodea”, escribió en el ensayo traducido por la sinóloga de la Universidad Nacional de Australia, Geremie Barmé.

Acusando al gobierno chino de imponer prohibiciones severas sobre el reporte de información precisa y envalentonando el engaño en todos los niveles de gobierno, Xu dijo que los burócratas ignoraron conscientemente la responsabilidad de la crisis que se desarrolla mientras continúan buscando la aprobación de sus superiores.

“La epidemia de coronavirus ha revelado el núcleo podrido del gobierno chino; el corazón frágil y vacío del inquietante edificio del Estado se ha mostrado como nunca antes”, dijo.

El gobierno chino ha sostenido que actuó rápidamente en sus intentos de contener el virus al cerrar el cierre de la provincia de Hubei en febrero, un área donde viven 60 millones de personas. El cierre fue luego elogiado por la Organización Mundial de la Salud.

Una declaración de los partidarios de Xu publicada en línea el lunes dijo que estaba listo para la cárcel y que había seguido escribiendo hasta que fue arrestado. Xu había sido puesto bajo arresto domiciliario y se le cortó la conexión a Internet después de publicar su último ensayo.

“Ahora puedo predecir con demasiada facilidad que seré sometido a nuevos castigos; de hecho, esta podría ser la última pieza que escriba”, escribió en febrero. La policía municipal de Beijing dijo el lunes que no tenían información sobre el arresto de Xu. Por su parte, Australia señala a China como un claro riesgo.

 

AEV/The Espectador.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*