Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La posible búsqueda de inmunidad de rebaño COVID-19 de Suecia has sido logrado el 7% de la población

Suecia fue criticada por estar presuntamente intentando buscar la inmunidad de rebaño al no aplicar restricciones a la vida social o económica para hacer frente a la expansión de la pandemia.

Suecia no aplicó las restricciones contra el coronavirus que sí pusieron en marcha la mayoría de países del mundo

La posible búsqueda de la inmunidad de rebaño ha sido uno de los aspectos más controvertidos de la estrategia sueca contra el coronavirus, basada en muchas recomendaciones y algunas prohibiciones, un enfoque más laxo que hizo que no se cerrasen en ningún momento escuelas, bares y restaurantes.

Las autoridades sanitarias de Suecia, cuya mortalidad por COVID-19 ha sido muy superior a la del resto de países nórdicos, han negado que la inmunidad de grupo sea un objetivo, sino un efecto de una estrategia centrada en proteger a los grupos de riesgo.

Dos estudios realizados a principios de verano por las autoridades sanitarias suecas revelan que solo el 7% de la población había desarrollado anticuerpos contra la COVID-19, informó este viernes la Agencia de Salud Pública.

El primero de los estudios, ambos de ámbito nacional y con resultados similares a otros difundidos hace meses por el mismo organismo, se hizo con 400 pruebas semanales de donantes de sangre: en la segunda semana de junio, el 7% tenía anticuerpos; el 12% en Estocolmo, la zona más afectada por el coronavirus en Suecia.

En el segundo estudio, a partir de 1.200 pruebas semanales en ambulatorios, rebajaba la cifra de inmunizados al 6%. En una investigación concentrada en Rinkeby-Kista, uno de los suburbios de la capital más atacados por el virus, la cifra subía al 18%.

“Sabemos que los anticuerpos no reflejan a todos los que padecen una enfermedad, puedes tenerlos un período corto pero sin aparecer en sangre. No lo tomamos como una cifra que muestre el número acumulado de personas que han pasado la infección”, señaló en rueda de prensa Karin Tegmark Wisell, jefa de departamento de esta agencia.

Tegmark Wisell resaltó que no se pueden sacar conclusiones “seguras” y que los datos pueden variar mucho dependiendo del grupo de personas que se estudie, si bien añadió que estas investigaciones sirven “como una pieza de un puzzle” para intentar comprender el avance de la infección en la sociedad.

Varias investigaciones, como una realizada hace unas semanas por el Instituto Karolinska de Estocolmo, han señalado que la inmunidad puede ser mayor, a través de los linfocitos T (un tipo de glóbulos blancos que son capaces de destruir las células infectadas por el coronavirus) desarrollados por los enfermos.

Suecia ha registrado 5.832 muertos por COVID-19, cinco veces más que Dinamarca y once que Noruega, pero las cifras de decesos y contagios se han ido reduciendo en los últimos meses y se acercan ahora a las del resto de países nórdicos.

 

AEV/efe


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*