Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La Reserva Federal anuncia un rescate “sin precedentes” para salvar la economía de EEUU de US$ 2.3 millones ante las pérdidas de 6.6 millones de empleos a la fecha.

La Reserva Federal podrá invertir 2.3 billones de dólares en la economía estadounidense a través de los nuevos programas de rescate y los que ya se están realizando, pero serán extendidos. Esta inversión forma parte de los esfuerzos que emprende el banco central para ayudar a las empresas a luchar contra los impactos económicos del coronavirus.

El banco central estadounidense decidió aprobar el nuevo plan de rescate después de que el Gobierno anunciase que unos 6,6 millones de estadounidenses habían perdido sus empleos. En las últimas tres semanas al menos 16 millones ciudadanos de EEUU se han quedado sin trabajo y han solicitado los seguros de desempleo.

La Reserva Federal utilizará los fondos que fueron ofrecidos recientemente por el Departamento del Tesoro y autorizados por el Congreso para comprar los bonos municipales y extender los programas de compra de bonos corporativos que incluirán deudas de riesgo. Además, el ente desplegó un programa de préstamos tan esperado que tiene como objetivo ayudar a las medianas empresas.

El conjunto de medidas tomadas por el principal regulador financiero de EEUU va más allá del paquete de rescate que fue aprobado durante la crisis financiera del 2008, escribe el periódico The New York Times. Hasta la fecha la Reserva Federal aprobó programas de préstamos de emergencia por un valor de 500.000 millones de dólares.

“Estamos desplegando estas fuerzas de préstamo a un nivel sin precedentes. Lo hacemos en gran parte gracias al apoyo financiero brindado por el Congreso y el Tesoro”, destacó el jefe de la Reserva Federal, Jerome H. Powell, al anunciar el nuevo plan de rescate el 9 de abril. Además, prometió que el banco central continuaría utilizando sus poderes “con fuerza, proactividad y agresividad hasta que esté seguro” de que la economía estadounidense se encamina sólidamente hacia la recuperación.

El Congreso ofreció al Departamento del Tesoro fondos por un valor de 454.000 millones de dólares para apoyar los esfuerzos emprendidos por la Reserva Federal. El banco central utilizará estos recursos financieros para lanzar sus programas de emergencia en los territorios desconocidos.

Hasta ahora los oficiales del ente evitaban comprar los bonos municipales y los corporativos de las empresas que tenían una calificación baja. No los adquirían por el riesgo crediticio y porque buscaban evitar elegir a los beneficiarios y a los que no podían acceder a sus programas. El objetivo del ente es asegurar que el daño causado por la pandemia sobre el mercado laboral no sea duradero. Con estos programas se busca hacer que el crédito fluya a las empresas y a los gobiernos, a los cuales les resulta difícil acceder a la financiación estatal.

Además, la Reserva Federal ofreció detalles sobre otro programa de préstamos que no se ha atrevido a realizar hasta ahora. Se trata del Main Street, según escribe el medio estadounidense. Este proyecto de ayuda podrá facilitar la vida de los mayores empleadores de EEUU que no tienen acceso a otras iniciativas gubernamentales. En particular, las empresas con 10.000 trabajadores e ingresos superiores a 2.500 millones de dólares serán capaces de obtener préstamos a un plazo de cuatro años a través de este programa. Los recursos los otorgarán los bancos, quienes retendrán la participación del 5% en estas compañías.

AEV/NYT


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*