Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Los grandes bancos prevén caídas catastróficas en la economía. La intervención ilimitada de la FED no ha sentado bien a los mercados

Wall Street no consigue remontar y ha seguido cayendo con fuerza después que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciara su nueva artillería para combatir los efectos negativos del coronavirus.

Las medidas de la Reserva Federal no convencen a los mercados por culpa del Senado. Durante el día de ayer, el Dow Jones de Industria cayó un 3,04 por ciento hasta los 18.591 puntos, el Standard & Poor’s 500 se redujo un 3,35 por ciento hasta llegar a los 2.227 puntos y el Nasdaq tuvo pérdidas mínimas con un 0.2 por ciento llegando a 6.860 puntos.

Parece que a los inversores no le convencen las medidas tomadas por el plan de la Reserva Federal. El paquete de estímulos iba destinado a que los mercados funcionaran de una manera más eficiente y la compra de activos ilimitada.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, ayer anunció la compra de activos de forma ilimitada durante el tiempo que sea necesario para sostener la economía de Estados Unidos. Nos podemos preguntar: ¿A qué es debido que la Fed no convenza a los inversores con la artillería pesada?

La medida tomada por Jerome Powell es una medida tomada de emergencia por la que tendrá que corregir la Reserva Federal su propia política de compra. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del banco central comprará activos en las cantidades necesarias para garantizar la estabilidad de los mercados y la efectividad de la política monetaria.

En la última ocasión que se reunió la Reserva Federal, aprobó la bajada de los tipos de interés al 0 por ciento y la compra de 700 mil millones de dólares estadounidenses en activos.

La Reserva Federal (Fed) ha tenido que corregir sus acciones por los graves efectos negativos que está teniendo el coronavirus, por lo que se ha tenido que hacer acciones más agresivas en los sectores públicos y privados para limitar las pérdidas de empleos e ingresos de las empresas.

Los demócratas han bloqueado en el Senado de Estados Unidos la ley de estímulos económicos por valor de 2 billones de dólares que se intenta poner en marcha para frenar los efectos negativos en la economía por el coronavirus.

La Reserva Federal concederá préstamos a estudiantes, familias y empresas. La Reserva Federal (Fed) reitera su compromiso a usar todas las herramientas disponibles a su mano para apoyar a las familias, negocio y economía de Estados Unidos mediante la compra de los valores del Tesoro y títulos hipotecarios.

Por tanto, la Reserva Federal ha decidido conceder préstamos a los estudiantes, préstamos al consumo, y préstamos respaldados por el Gobierno de Trump a las pequeñas y medianas empresas.

Además, la Reserva Federal (Fed) también ha decidido comprar bonos de grandes empresas y le otorgará préstamos con 4 años de financiación puente.

 Aunque el paquete de acciones de la Reserva Federal es de gran ayuda para los mercados, la única manera de que los mercados avancen hacia las ganancias es cuando la economía vuelva al ritmo normal, es decir, que los inversores vuelven a su vida diaria.

Todas las inversoras están expectantes de las actuaciones que realicen las cámaras legislativas de Estados Unidos, dónde el partido demócrata y los republicanos están negociando un plan de rescate que van a incluir medidas fiscales de alivio a la economía de Estados Unidos. Los inversores tienen en mente que el domingo pasado el partido demócrata en el Senado rechazara la ley de estímulos fiscales, ya que consideran este paquete de medidas insuficiente para ayudar a los trabajadores y demasiado bueno para las multinacionales estadounidenses.

AEV/ART


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*