Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Oportunidad para nuevos países latinoamericanos que puedan producir soja

Brasil es el mayor exportador de soja en el mundo, pero ahora quiere importarla

A nivel mundial hay cuatro economías exportadoras principales de soja: Brasil, Estados Unidos, Argentina y Paraguay. Brasil es responsable por casi el 54% de toda la soja que se exporta desde esos cuatro países, y ahora se ha quedado sin esta leguminosa para vender. El aumento del consumo interno y las ventas récord a China han agotado sus existencias. El Gobierno ha anunciado la suspensión de las tarifas de importación para fomentar la compra de soja extranjera y tratar de reducir la inflación de los alimentos a nivel nacional. La consecuencia lógica del problema será el aumento drástico del precio de este producto en el mundo.

Brasil espera una cosecha récord de casi 270 millones de toneladas de granos. Sin embargo, de acuerdo al analista de Forbes Sal Gilbertie, “una gran parte del problema es autoinfligido”. Brasil ha exportado demasiada soja y tiene normas estrictas en cuanto a la procedencia y los tipos de soja que permite importar.

Antes de la eliminación de las tarifas de importación, los únicos países de los que podía importar soja sin una sanción arancelaria eran los otros miembros del Mercosur —Argentina, Uruguay y Paraguay y los miembros asociados como Bolivia, Chile y Colombia, entre otros.

Sin embargo, la escasez de soja en Brasil no estaba prevista, dado que las existencias del alimento a nivel mundial están por encima de la media de los últimos diez años, y se prevé que la producción mundial sea más elevada que nunca este año. Pero incluso con los altos niveles de producción, el consumo mundial está superando la oferta; se espera que los inventarios mundiales de soja disminuyan en la temporada de cultivo 2020-2021, lo que será el tercer año consecutivo de disminución de los inventarios.

Estados Unidos es el segundo país exportador de soja del mundo y el único gran exportador de soja fuera del pacto del Mercosur, lo que significa que la eliminación de los aranceles de importación debería permitir las importaciones desde este país norteamericano.

La mayoría de las exportaciones de soja desde Brasil iban a China, pero ahora el gigante asiático deberá recurrir a los otros miembros del cuarteto de mayores productores: EEUU, Argentina y Paraguay. Esta situación beneficiará directamente a los agricultores estadounidenses, y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos proyecta que China necesitará importar un récord de 100 millones de toneladas métricas de soja este año.

 

AEV/ Forbes Sal Gilbertie


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*