Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Proyecciones sobre los cambios que se perfilan para los próximos diez años

La crisis pandémica, el cambio climático, el desarrollo de la inteligencia artificial y las transformaciones en el comercio mundial, son entre otros temas vinculantes que marcarán el perfil social y económico del mundo en los próximo diez años.

The Economist y Global management consulting/ McKinsey & Company complementan sus estudios y análisis para poner sobre la mesa la visión de cincuenta expertos que han participado en estudios e informes sobre la “nueva normalidad 2021-2030”, que señalan más de una veintena de escenarios posibles en los próximos años, contemplando los retrasos en los programas de vacunación y el desarrollo de la pandemia durante los próximos años.

Las previsiones sobre el futuro de la humanidad, el dominio sobre la pandemia del Covid-19 con la vacuna aplicada a nivel mundial, los cambios en la economía mundial, el medio ambiente, la tecnología y la vida como la conocíamos parecen presagiar “drásticos” cambios en muy pocos países del mundo, especialmente de economías y sistemas educativos desarrollados y pocos cambios a conceder en países en desarrollo y aquellos con enormes déficit y rezagos tecnológicos y  perseverando con sistemas educativos obsoletos.

La vacunación extendida a lo largo del mundo

Investigaciones y análisis de la Organización Mundial de la Salud dan cuenta que actualmente se están produciendo en el mundo alrededor de 300 y más vacunas contra el Covid-19. Los laboratorios de mayor capacidad tecnológica y recursos en algunos países en desarrollo, como Argentina y México están experimentado sus propios métodos científicos para desarrollar vacunas apropiadas y climatizadas a la población. Por otra parte, en el resto de países del mundo la producción de vacuna es una carrera prometedora, gracias al nivel de desarrollo de la ciencia y la tecnología que ostentan estos, lo que hará posiblemente generar resultados efectivos en los siguientes dos o tres años futuros.

20210111_Vaccine_Countries_ES

De acuerdo a los análisis que se presentan hasta 2021 se prevé que la velocidad de personas vacunados va superará la velocidad de afectación del virus, puesto que hasta ahora la tasa de afectación del coronavirus es más veloz que la tasa de vacunación a nivel mundial.  Actualmente se han vacunado alrededor de 98.3 millones de personas, especialmente en los países europeos como Alemania, Inglaterra, Francia, Italia entre otros. El país de mayor cobertura por población es Israel.

La perspectiva que observan los analistas y especialistas es positiva en cuanto a que el nivel de crecimiento de la ciencia y la tecnológica médica proveerán la producción de vacunas masivas, efectiva, amplia y redistribuida a nivel universal, no sin embargo de después de convertirse en monopolio y privilegios para los países ricos y dejar serias afectaciones a poblaciones y sus economías en los países más pobres del mundo.

La tecnificación y la inteligencia artificial es indetenible

Hay coincidencias plenas en los más importantes estudios y análisis publicitados que “el exceso de tecnificación no se puede detener, pues hace parte del sistema global con el que opera el mundo y que será difícil salirnos del sistema”.

“Cada vez iremos más a la fija y las máquinas tomarán esas decisiones por nosotros. Esto liberará de tomar decisiones pequeñas y dará la oportunidad de liberar recursos más valiosos y limitados: “el tiempo”. Con la expansión tecnológica y el ‘home office’, se prevé que la forma de contratar personal se replanteé, pues ya no habrá impedimento geográfico para contratar colaboradores de otras latitudes, lo que provocaría una mayor competencia en el mercado.

Las empresas han pasado gran parte de los últimos nueve meses luchando por adaptarse a circunstancias extraordinarias. Si bien la lucha contra la pandemia de COVID-19 aún no está ganada, con una vacuna a la vista.  Estos obstáculos no han impedido de ninguna manera que la robótica, la inteligencia artificial este avanzando a la velocidad de la luz de la que aún nadie conoce con acierto cual podrían ser los efectos y afectaciones para sociedades menos aventajadas y en estado de desarrollo aun primario.

Los países que van a la cabeza de este proceso son EE. UU, Israel, Canadá, Corea del Sur o el Reino Unido, Alemania y otros de Europa con más empresas enfocadas a la inteligencia artificial, están creando ecosistemas relevantes para su desarrollo. Más alejados de este grupo se encuentran Australia, India, Rusia y Japón entre otros.

La crisis económica y la pandemia han desatado una ola de innovación y lanzado una generación de emprendedores. Se reconoce que Platón tenía razón: la necesidad es de hecho la madre de la invención. Durante la crisis de COVID-19, un área que ha experimentado un gran crecimiento es la digitalización, es decir, todo, desde el servicio al cliente en línea hasta el trabajo remoto, la reinvención de la cadena de suministro, el uso de inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático para mejorar las operaciones. La atención de la salud también ha cambiado sustancialmente, con la telesalud y la biofarmacia ganando terreno.

La disrupción crea un espacio para los empresarios, y eso es lo que está sucediendo en los Estados Unidos, en particular, pero también en otras economías importantes. Después de todo, durante la crisis financiera de 2008-2009, la formación de pequeñas empresas disminuyó y aumentó sólo ligeramente durante las recesiones de 2001 y 1990-1991. Esta vez, sin embargo, hay una verdadera avalancha de nuevas pequeñas empresas. Solo en el tercer trimestre de 2020, hubo más de 1,5 millones de aplicaciones de nuevos negocios en los Estados Unidos, casi el doble de la cifra para el mismo período en 2019. 6

El cambio Climático y la adaptabilidad humana

Uno de los temas que mayor auge tendrá esta década es el cambio climático, que ya ha venido ocupando las agendas internacionales y los planes de gobierno de los líderes mundiales, ahí será clave la acción política como manera de prevenir en esta década el catastrófico panorama ambiental que se prevé para 2060.

De acuerdos es previsiones y simulaciones de elevada precisión, en los en los próximos diez años se verá un escenario catastrófico que incluye la extinción de 500.000 especies, la desaparición de los arrecifes de coral y la muerte de, por lo menos, cinco millones de personas por la expansión de otros virus, si los gobiernos no toman acciones contundentes sobre la biodiversidad.

La economía y la disrupción de sectores frágiles

La transformación ejercida por la crisis y la pandemia parece tener resultados mas permanentes que de corto plazo.  Así, se pronostica una estrepitosa caída del turismo de negocios en el mundo, donde 50% de los hoteles que se dedican a recibir este tipo de viajeros podrían quebrar.

Por el lado del comercio, los expertos prevén que seguirá creciendo, pero en línea, donde entran jugadores como Facebook, Tik-Tok y YouTube a competir con Amazon.

Además de esto, los expertos de The Economist anuncian que se cerrará un porcentaje cercano a 50% de las tiendas físicas globales, y que las que sobrevivan será gracias a las experiencias y a sus shows rooms. El comercio real, dicen los analistas, para finales del 2024 será mayor en línea que presencial.

De acuerdo con The Economist, seguir haciendo lo mismo durante este año y no replantearse los caminos es ir directo al despeñadero, por lo que hay que encontrar las nuevas rutas personales o empresariales.

Las ganancias de productividad habilitadas digitalmente aceleran la Cuarta Revolución Industrial. En esto no hay vuelta atrás. La gran aceleración en el uso de la tecnología, la digitalización y las nuevas formas de trabajo se va a mantener. Muchos ejecutivos, EE. UU, Alemania, Francia, etc., informaron que se movieron de 20 a 25 veces más rápido de lo que creían posible en cosas como crear redundancias en la cadena de suministro, mejorar la seguridad de los datos y aumentar el uso de tecnologías avanzadas en las operaciones. Por ejemplo, vale la pena señalar que la productividad de EE. UU. en el tercer trimestre de 2020 aumentó un 4.6 por ciento, luego de un aumento del 10.6 por ciento en el segundo trimestre, que es la mayor mejora de seis meses desde 1965.

La crisis del COVID-19 ha acelerado esa transición en áreas como la inteligencia artificial y la digitalización durante varios años, e incluso más rápido en Asia. Una encuesta de McKinsey publicada en octubre de 2020 encontró que las empresas tienen tres veces más probabilidades que antes de la crisis de realizar al menos el 80 por ciento de sus interacciones con los clientes de forma digital.

El desafío esta en sostener estos procesos y en las políticas de empleo y redistribución de los gobiernos para hacerse cargo de amplios sectores desplazados de puestos de trabo físico. Ya que, como una especie de selección natural, los que se apropien de los fundamentos técnicos y especializados son los que marcaran la cima de mejores logros y perspectivas de ingresos y empleo.

En resumen, el análisis de The Economist y McKinsey & Company entre líneas deja entrever una “trágica coincidencia” con estudios y previsiones del Banco Mundial y otros organismos de las Naciones Unidas como UNTAD, OMS, etc. De la profunda desigualdad universal que está a la “vista” de la próxima década en al que se prevé una franja o la línea muy clara que separa a los países mejor preparados (absorción tecnología, recursos humanos, sistemas educativos sólidos, etc) de países rezagados.

Ambos estudios (The Economist and Mckinsey & Company) ofrecen un enfoque positivo a ciertos países de Latinoamérica como son México, Brasil, Chile y Costa Rica.

 

AEV/ Editado: AAL

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*