Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Reciente análisis de EIU sobre Nicaragua: El FSLN mantendrá el poder político para el período 2021-2025 pero la economía continuaría estancada.

La Unidad de Análisis de The Economist (EIU), presentó un recientemente análisis sobre Nicaragua (noviembre) en su portal Web. Un análisis detallado donde aborda el tema económico, político y de riesgo del país. http://country.eiu.com/Nicaragua

Desde la perspectiva de crecimiento de la economía el análisis de EIU no se alinea con las perspectivas del FMI, ya que proyecta una tasa de crecimiento real del PIB del 1% en 2021, el FMI este dato es negativo (-1%), pero independiente del tamaño del crecimiento el análisis indica que el país estará en un continuo estancamiento en los estándares de vida.

En el tema político, la institución (EIU) prevé que el FSLN permanecerá en el poder para el período 2021-2025, a pesar de la pérdida de la simpatía popular hacia ese partido por su creciente giro al autoritarismo y a las reformas que le permitieron que Daniel Ortega pueda postularse de forma indefinida a la presidencia. Sin embargo, “habrá serios riesgos económicos como consecuencia de ello: la caída de las reservas internacionales y una posible imposición de control de capitales, un aumento en la inflación por la falta de financiamiento del déficit fiscal y un mayor control estatal sobre la economía del país y una posible presión fiscal a los sectores”.

Siguiendo el esquema de análisis de EIU, las previsiones generales de Riesgo en categorías económicas para Nicaragua continúan siendo bajas, por el grado de inestabilidad política, social y económica por el que transita.

En cuanto a las categorías de riesgo, la EIU analiza estas áreas así:

Riesgo soberano

“El déficit fiscal seguirá siendo amplio en 2021 a medida que aumenten las presiones de gasto antes de las elecciones generales de noviembre de 2021. The Economist Intelligence Unit asume que el gobierno podrá cubrir sus necesidades de financiamiento, en parte asumiendo nueva deuda y en parte recurriendo a reservas extranjeras. Sin embargo, existen riesgos sustanciales para esta suposición, ya que la inestabilidad política podría restringir aún más el acceso de Nicaragua al financiamiento en dólares”.

“En este contexto es posible que el Gobierno emprenda reformas especiales, siendo la mas llamativa la de Seguro Social en función de reducir el déficit de 3.3% en el Sector Público no Financiero que se generará en 2021 hasta un 2.5% aproximadamente”.

Riesgo de cambio

“El riesgo cambiario sigue teniendo una calificación B. El leve superávit en cuenta corriente causado ha sido causado por una fuerte compresión de las importaciones que ayuda transitoriamente a contener las necesidades de financiamiento externo. Los principales riesgos para la estabilidad cambiaria provienen de entradas de capital más débiles de lo esperado (en un clima de inversión extremadamente pobre) y de la intensificación de las sanciones globales”.

 

Riesgo del sector bancario

“El riesgo del sector bancario sigue estando calificado por la CCC. Los balances de los bancos mostrarán pocas mejoras mientras la economía luchara por recuperarse de una recesión que comenzó a raíz de una crisis política en 2018 y se profundizó en medio de la pandemia del coronavirus (Covid-19) en 2020. A pesar de un alto nivel de morosidad provisiones, políticas prudentes de gestión de riesgos y rentabilidad sostenida, los riesgos de una rebaja son altos”.

Riesgo político

“El riesgo político sigue siendo clasificado C. El presidente, Daniel Ortega, sigue lidiando con una presión a probables revueltas populares contra su gobierno. Tras una ruptura en las negociaciones políticas en 2019, la oposición nacional está construyendo una coalición de unidad para desafiar a Ortega en las próximas elecciones generales. El riesgo de una nueva inestabilidad será alto. Sin embargo, el presidente retiene el control sobre las palancas del poder y es poco probable que sea derrocado”.

El análisis Unidad de Análisis de The Economist (EIU), señala que la permanencia y potencial continuidad en el poder del FSLN estará relacionada con la falta de unidad de la oposición de Nicaragua, principalmente la Coalición Nacional y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que en octubre pasado decidió separarse definitivamente de la Coalición.

Hay probabilidades de que se desarrollen “elecciones”, pero según EIU), Daniel Ortega hará algunas leves concesiones para tratar de legitimar el proceso a su favor a nivel internacional. “Es probable que estas (concesiones), sean superficiales, pues el FSLN mantendrá el control del Consejo Supremo Electoral, el sistema de justicia y otras Instituciones”.

Riesgo de estructura económica

El riesgo de estructura económica está calificado por EIU con CCC (califica baja). Esto refleja un volumen considerable de deuda externa, bajos niveles de ingresos y alta desigualdad. Una gran necesidad de financiación externa y una gran dependencia de la ayuda y los préstamos multilaterales también plantean altos riesgos.

Según el análisis de EIU, la potencial ayuda que podría recibir bajo las condiciones “asistencia humanitaria”, por el efecto de la Pandemia, por parte de los organismos financieros como el BID, el BM e incluyendo el FMI, podrían mejorar los fundamentos macroeconómicos del país, y contribuir a que el régimen de Ortega pueda cubrir parte de “sus necesidades financieras” adquiriendo nuevas contribuciones deudas concesionales. Esto se sumaría a los fondos que ya han recibido de parte de organismos multilaterales como consecuencia de un cambio en la política relacionada al coronavirus. EIU considera que Ortega se vio obligado a cambiar la forma en que manejó la pandemia para poder acceder a fondos internacionales y, por tanto, aumentó la vigilancia en las zonas de ingreso al país y afirma que destinó mayores recursos a la compra de equipamiento y la modernización de la infraestructura de salud. Entre los organismos que otorgaron recursos a Ortega está el Banco Interamericano de Desarrollo, que en agosto entregó un préstamo de 43 millones de dólares y el Banco Centroamericano de Integración Económica que aprobó dos préstamos de 50 millones de dólares cada uno.

 

AEV/ http://country.eiu.com/Nicaragua

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*