Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Rusia insiste en fortalecer relaciones con varios países de América Latina

Las relaciones con América Latina, una región de importancia trascendental para Rusia, han sido y seguirán siendo prioridad para la diplomacia rusa. Con el objetivo de estrechar más los lazos, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, estará de visita en la región. Durante su gira, Lavrov visitará Cuba, Venezuela y México. Su primera parada será en la ciudad de Santiago de Cuba, donde el 5 de febrero tendrá una cita con el ministro de Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez Parrilla.

Según el Director científico del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladímir Davídov, en los últimos años varios países de América Latina empezaron a desarrollar lazos más estrechos con Estados Unidos, lo que inequívocamente influyó en las relaciones entre dichos países y la Federación de Rusia. Como consecuencia se ha reducido el intercambio comercial con estos países.  Al mismo tiempo, el giro hacia la derecha en América Latina está a punto de llegar a su fin. Los ejemplos más emblemáticos son México y Argentina. Es posible que a corto plazo Rusia aumente la cooperación estratégica con la mayoría de los países de América Latina. El papel principal en este proceso sin duda pertenecerá a la diplomacia rusa, cuya política seguramente seguirá activa en la región, vaticinó.

Los países que han dado su mano a Cuba ante la última arremetida de EEUU en primer lugar está Rusia. Al mismo tiempo, un nuevo terreno para la cooperación lo brinda México, donde en diciembre de 2018 llegó al poder el presidente Andrés Manuel López Obrador. Ambos países, tanto Rusia como México, tienen que estudiar meticulosamente las necesidades y los intereses de cada uno. Este tema será, sin duda, uno de los principales durante el encuentro entre Lavrov y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, del 6 de febrero. Hace medio año el entonces asesor del presidente, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, llamaban a lanzar una intervención contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, el Ejército venezolano es uno de los más potentes del mundo, por lo cual pronto cambió de idea.

Al cambiar Estados Unidos la estrategia sobre Venezuela, en cita con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el canciller ruso posiblemente abordará la solución a la crisis política en el país. Venezuela es un socio tradicional de Rusia y Moscú considera que solo el pueblo venezolano puede elegir su propio futuro y resolver sus problemas internos sin injerencia externa. Rusia está en contra de cualquier intervención militar contra el país, destacó.

La visita del canciller ruso tendrá como meta encontrar mecanismos para prevenir una escalada en las relaciones entre Venezuela y sus vecinos, sobre todo, Colombia. En la actualidad las relaciones entre estas dos naciones latinoamericanas siguen tensas.

“Asimismo, el viaje de Lavrov a Venezuela es una muestra del apoyo de Moscú a Caracas y de la solidaridad rusa con el Gobierno de Nicolás Maduro. Rusia tiene sus propios intereses en el país y la cálida relación es mutua. Cuando Rusia tuvo que afrontar tiempos difíciles —en particular, en 2014, cuando Moscú se sometió a las sanciones— Venezuela apoyó al país euroasiático”.

Actualmente, muchos países de América Latina perciben a Rusia como una potencia que es capaz de tener un contrapeso o un efecto disuasorio sobre Estados Unidos, igual que en los tiempos de la Unión Soviética. El aumento de la presencia rusa en la región en gran medida evita que en América Latina se repitan los eventos que tuvieron lugar en el siglo XX, cuando EEUU ejercía una fuerte presión sobre los países de la región.

AEV/ Vladímir Davídov


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*