Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Se percibe un desvanecimiento de la fe en el milagro económico del “sueño americano”

A pesar de que la economía estadounidense se considera como la más dinámica en el mundo, algunos expertos dudan cada vez más de que esta sea capaz de recuperarse de los daños causados por la pandemia. Su fe en el milagro económico americano se está debilitando paulatinamente, resalta el periódico alemán Der Spiegel. Durante la crisis financiera del 2008, EEUU perdió el 5% de sus empleos frente a la reducción del 3% registrada en Europa. Luego el país norteamericano tardó unos 119 meses para alcanzar niveles previos a las turbulencias económicas. El mercado laboral extremadamente móvil siempre ha sido la característica tal vez más destacada del sistema económico estadounidense.

La pandemia cambia el equilibrio entre los mayores tenedores de deuda pública de EEUU. Ahora la principal pregunta que se plantean los inversores es si invertir en EEUU o tratar de evitar ese mercado.   En plena pandemia el estratega del conglomerado financiero Morgan Stanley, Ruchir Sharma, destacó que el declive económico de EEUU no cambiará su posición entre otras economías mundiales y quienes habían vaticinado su decadencia en el pasado finalmente se equivocaron.

“[La situación] se ve muy sombría hoy en EEUU y en Nueva York en particular, pero si nos fijamos en el impacto financiero y económico, en esta etapa de la crisis América se está postulando como un refugio seguro, en particular, el dólar estadounidense”, señaló el medio periodístico.

A su vez, el director general de Berkshire Hathaway y millonario estadounidense Warren Buffett reiteró durante la primera reunión virtual celebrada con sus accionistas a comienzos de la pandemia que “básicamente nada podrá detener a América”. Además, intentó tranquilizarlos aseverando que “el milagro y la magia americanos han prevalecido siempre y lo harán de nuevo”.

Sin embargo, no todos los expertos comparten el optimismo de este afamado Buffett sobre la economía estadounidense. Incluso Sharma por lo visto ha cambiado de opinión al respecto, escribe el medio alemán. Ahora, el también director de mercados emergentes de Morgan Stanley cree que Alemania y no EEUU o China será el principal triunfador económico tras la pandemia.

¿Por qué se destaca la política alemana?

Según el experto, bajo la dirección de Ángela Merkel, los alemanes utilizaron al máximo sus ventajas frente a otras economías para poder evitar una catástrofe. Sus puntos más fuertes eran:

  • una gestión eficaz;
  • una deuda pública baja;
  • una reputación de calidad industrial;
  • un número creciente de empresas técnicas en el país.

Para los analistas como Sharma Europa se ha convertido en las últimas semanas en un tipo de contraproyecto de EEUU de Trump. El concepto alemán de empleo a tiempo parcial ha entrado en el léxico estadounidense y se ha convertido en un modelo a seguir que “debería ayudar a evitar distorsiones considerables en el mercado laboral”, escribe la revista alemana.

Hablando de Alemania, Ruchir Sharma justifica su confianza en la economía alemana con un argumento político: en comparación con Washington Berlín tiene un Gobierno listo para trabajar en los desafíos que se avecinan. Además, el reciente acuerdo alcanzado por los países de la UE sobre un paquete de ayuda ha reforzado aún más la nueva fe de los inversores en Europa. Los economistas de Goldman Sachs dieron la bienvenida al nuevo estímulo destacando que ese apoya su opinión de que la zona del euro “está bien situada para recuperarse del shock causado por el COVID-19”.

¿Cómo se vaticina el destino de EEUU?

En cualquier caso, la actual crisis no se parece a las anteriores, según el medio alemán. La recuperación económica en EEUU dependerá en gran medida del éxito que tenga el país para hacer frente al virus. También, desempeñará un gran papel la forma en la que los círculos políticos realizan sus programas de ayuda.

El intento del presidente de Estados Unidos de volver a un régimen normal, levantando la cuarentena, ha fracasado, subraya el medio. Hasta la fecha más de cuatro millones de personas han sido infectadas por el coronavirus. Como resultado de la apertura anticipada de la economía estadounidense, la situación epidemiológica se ha visto exacerbada y ahora está ralentizando su crecimiento. Las aerolíneas, los restaurantes y los hoteles reportan que la demanda ha vuelto a caer.

Ahora, los paquetes de ayuda de dos billones de dólares apoyan el consumo interno, y como resultado, la economía del país. Sin embargo, si nada cambia en el futuro, millones de personas estarán en quiebra a finales de julio de 2020. Es entonces cuando expira la paga semanal de 600 dólares a los desempleados gracias a la que muchas personas han sido capaces de pagar la vivienda y la deuda.

Los economistas temen que la suspensión de esta ayuda pueda tener un impacto negativo sobre la economía. Por ello, los republicanos y los demócratas comenzaron a negociar un nuevo paquete de ayuda en Washington, justo antes de irse de vacaciones. Sin embargo, el desacuerdo no es solo entre los dos campos políticos. Algunas de las propuestas de Donald Trump fueron malinterpretadas, incluso por sus propios partidarios. Una de estas consiste en bajar el impuesto sobre la renta para las personas físicas. Unos economistas la califican de inútil porque será capaz de ayudar solo a aquellos individuos que conservaron sus empleos durante la crisis.

 

AEV/ tomado del Der Spiegel.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*