Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Según la ONU subsiste un panorama sombrío con el coronavirus, “el hambre sigue creciendo en Latinoamérica”.

Un 7,4% de las habitantes de la región sufrió desnutrición en 2019, lo que se traduce en casi 48 millones de personas. En 2030, podría ascender hasta casi 10%. Además, América Latina y el Caribe se convirtió este lunes en la segunda región con más muertes en el mundo detrás de Europa.

Casi uno de cada nueve seres humanos sufrió de desnutrición crónica en 2019, una proporción que debería agravarse a raíz de la pandemia de coronavirus, según un informe anual de la ONU publicado este lunes 13 de julio 2020.

El reporte, elaborado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), detalla que la hambruna afectó el año pasado a unos 690 millones de personas, es decir 8,9% de la población mundial.

El caso de América Latina y el Caribe es igualmente alarmante: el hambre afectó a 7,4% de sus habitantes en 2019, lo que se traduce en casi 48 millones de personas desnutridas.

“La región ha visto un aumento en el hambre en los últimos años, con un incremento de 9 millones de personas desnutridas entre 2015 y 2019”, advierte el informe, titulado “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo”

También indicó que la desnutrición podría ascender hasta 9,5% de su población en 2030.

Asimismo, pese a contar con capacidad para alimentar a su población, la seguridad alimentaria en la región se ha debilitado en los últimos años y la pandemia de coronavirus podría impactar de forma especialmente severa a ciertos países y territorios.

 

AEV/ONU


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*