Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Señales de recuperación de las economías centroamericanas

De acuerdo al indicador IMAE (Índice Mensual de Actividad Económica) que generan los Banco Centrales de cada país centroamericano, a  partir de junio las economías centroamericanas comenzaron a dar señales de incipiente recuperación y al mes de agosto Guatemala, Nicaragua y Costa Rica, registraban las menores caídas en sus niveles de actividad económica.

Desde marzo de este año la región ha enfrentado una rigurosa crisis económica que se generó a raíz del brote de Covid-19. Las estrictas cuarentenas decretadas, el cierre de las fronteras y establecimientos comerciales, terminaron por dañar el dinamismo de las actividades productivas.

Aun las cifras o datos del IMAE detallan que mayo fue el mes en el que la mayoría de economías tocaron fondo, pues la actividad económica en Panamá se redujo 41% en términos interanuales, en Honduras 22%, en El Salvador 21%, en Guatemala 11%, en Costa Rica 10% y en Nicaragua 8%.

Pero de junio a agosto se comenzó a reportar un incipiente proceso de recuperación en varios países, siendo la economía guatemalteca la que reporta las mejores cifras.

TENDENCIA DEL INDICADOR IMAE POR PAIS DE LA REGION

En Guatemala en el octavo mes del año la contracción del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) fue de apenas 1,8%, lo que se explica por el mejor desempeño observado en las Industrias manufactureras y la Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

A agosto la actividad económica nicaragüense se contrajo 3,6%, siendo Agricultura, Explotación de minas y canteras, Comercio y Construcción, los sectores que explicaron la mejoría de la producción.

En el caso de Costa Rica, entre julio y agosto se evidenció una leve mejoría, al pasar de -9,2% a -7,9% la variación interanual del IMAE. Este comportamiento se debe, en parte, a que los servicios de información y comunicaciones aumentaron su producción exportable de las empresas ubicadas en el régimen de zona franca.

La economía hondureña ha dado pasos sólidos hacia la recuperación de sus niveles de producción. Destacan los datos oficiales que entre mayo y agosto pasó de reportar una variación interanual -22% en su IMAE a -8%, este comportamiento se explica por la recuperación parcial en la industria manufacturera textil, comercio y otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales.

El Salvador es otra de las economías que se ha recuperado con rapidez, pues pasó de una contracción de 21% en mayo a una merma de 9,4% en agosto. La agilidad con la que se ha reactivado la actividad productiva, se debe a que en el país el proceso de reapertura de la economía se apresuró, a causa de un fallo judicial.

En el caso de Panamá, las estadísticas oficiales no se han actualizado y sólo se conocen los datos a mayo.

Respecto a los pronósticos para este año, el FMI estima que las economías de Panamá y El Salvador caerán 9% al cierre de 2020. En Honduras, la contracción de la actividad económica ascendería a 6,6%. El organismo prevé que las economías de Costa Rica y Nicaragua se contraerán 5,5%, en ambos casos. Guatemala sería el país que mejor librado saldría en este escenario de crisis.

AEV/CEMCA


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*