Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Seria amenaza a la cadena de suministro de Centroamérica

El Salvador, Costa Rica y Panamá, han dispuesto limitar a 72 horas el tiempo máximo que pueden permanecer los conductores de transporte de carga que operan en la región, cientos de unidades han decidido paralizar sus operaciones como medida de presión. Según los empresarios, para llevar a cabo todo el proceso, se necesita por lo menos 10 días.

Las autoridades salvadoreñas, costarricenses y panameñas decidieron que los pilotos de las unidades de transporte de carga que ingresan al país, tenga sólo 72 horas para hacer los trámites en las fronteras, y para descargar y volver a cargar las mercancías de los vehículos.

Héctor Fajardo director general de la Cámara de Transportistas Centroamericanos (Catransca) y directivo de la Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans), dijo a Prensalibre.com que “… ‘Las protestas de los transportistas desencadenarán en desabastecimiento a nivel regional, porque no habrá movilidad en la parte logística de transporte e impactará en el abasto’. Además, Costa Rica estableció una multa por $500, a quien no cumpla la medida, y piden que se nacionalice el camión lo que implica altos costos.”

Un comunicado de Fecatrans detalla que la mayoría de países y cámaras empresariales, existe inconformidad con la medida, puesto que lejos de ayudar a reactivar la economía, profundiza la parálisis y amenaza con el desabastecimiento.

Adán Aquino, presidente de la empresa Transportes Los Andes, explicó que “… ‘Los transportistas que nos internamos a territorio costarricense para cumplir con las entregas nos estamos regresando vacíos, porque definitivamente es imposible descargar, cargar, tramitar la exportación y abandonar su territorio en tan solo 72 horas’.”

Raúl Alfaro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC), precisó que “… antes Costa Rica permitía que los vehículos extranjeros permanecieran hasta 30 días en su territorio, pero a partir de la restricción, solo permite 72 horas. De sobrepasarse ese plazo, se debe de pagar una multa de $500 y pagar por la introducción del vehículo a ese país. ‘¿Qué tiene que ver una medida migratoria con una netamente aduanera? Hasta ocho días tienen que esperarse algunos camiones en Costa Rica para que los descarguen’.”

La petición de la Fecatrans es que de inmediato se derogue la decisión administrativa y que se otorgue un plazo razonable.

AEV/Prensalibre.com


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*