Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

PlayStation 5 a la vuelta de la esquina!

PlayStation 5 será el nombre de la próxima generación de consolas de Sony. Evidente y esperado, pero ahora confirmado. Wired ha accedido a un acto de presentación convocado por la compañía japonesa, un encuentro donde han podido acceder al quinto miembro de la familia, PS5.

Así son las especificaciones de PS5, a finales de 2020 en tiendas

Al igual que su gran competidora, Xbox Project Scarlett, Navidades de 2020 es la ventana de lanzamiento objetivo de Sony con PlayStation 5; como ya sucedió con Xbox One y PS4 en esa batalla maratoniana en 2013 que ahora arranca su recta final. Pero hablemos de ella, de PS5, la nueva obra de Mark Cerny y Jim Ryan, arquitecto del sistema y CEO de Sony Interactive Entertainment, respectivamente.

Cerny ya adelantó allá por el mes de abril que la consola que usará una GPU AMD Navi y una CPU Ryzen Zen 2, pero también hablaron de ray tracing (trazado a tiempo real) gracias al procesador acompañado de una variante gráfica de la familias Radeon Navi, una serie de algoritmos que permiten deducir el lugar de reincidencia de la luz para mejorar los efectos y reflejos a tiempo real.

Ahora queda confirmado que no es algo que lograrán por software sino a través del hardware. “Hay una aceleración de ray tracing en la GPU de la consola”, comienza diciendo, “que es justo lo que la gente estaba esperando”, en relación al concepto de una consola de nueva generación. Un salto tecnológico y no solo gráfico, en definitiva, es lo que quiere ser PlayStation 5.

Tres letras son capaces de seducir a toda una legión de jugadores: SSD, las unidades de estado sólido de las que tuvimos nuevos detalles hace solo unos días. Una memoria de almacenamiento que ayudará a “crear mundos mucho más ricos”, adelantaban desarrolladores que ya han tenido acceso a la consola. Porque olvidarse de los discos duros tradicionales no solo permitirá “ayudar drásticamente a mejorar los tiempos de carga” o reducir los tiempos de desarrollo “significativamente”.

Para ejemplificar el salto que se producirá con este apuesta, Cerny pone como ejemplo Marvel’s Spider-Man. “Hay algunas porciones de datos duplicadas 400 veces en un disco duro”, comenta. El SSD se olvida de muchos de esos paquetes residuales y garantiza tanto una velocidad de lectura en crudo “drásticamente” más veloz, sino que también ahorra espacio de formas todavía por detallar, pero que tildan de muy elevadas.

En el ejemplo mostrado a puerta cerrada en mayo con Marvel’s Spider-Man, se pasaba de 15 segundos a 0,8 segundos a la hora de hacer un viaje rápido en Manhattan. En el vídeo mostrado en la rueda de prensa se pasó de 8.1 segundos en cargar la ciudad a tan solo 0.83 segundos en hacer ese mismo proceso.

Fuente: MCS/AS/Meristation