Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Boris Johnson gana, Reino Unido pierde

El resultado de estas elecciones marcará la política del Reino Unido por los años venideros, y así es que la última vez que los conservadores lograron una victoria tan aplastante fue en 1987, con Margaret Thatcher. Ella, la que enarbolaba con tanto regocijo su cartera contra la UE, lanzando frases como “Queremos de vuelta nuestro dinero”. Ahora, el mensaje se resume en tres palabras: “Consumemos el ‘brexit’”. Solo que eso no ocurrirá tan pronto. Con 613 de los 650 distritos escrutados, los “tories” obtienen 337 escaños, seguidos de los laboristas de Jeremy Corbyn con 200 diputados.

Boris Johnson adoptó casi todos los trucos del manual de Donald Trump y nadie pestañeó. Continuará propagando la mentira de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea será fácil y rápida, y de que habrá un acuerdo comercial listo para el término del período de transición, en diciembre de 2020. Solo un recordatorio: a la UE y Canadá les tomó 10 años llevar a buen puerto su acuerdo comercial.

¿Qué anduvo mal con los laboristas? La respuesta es simple: Jeremy Corbyn. ¿Habrá habido alguna vez un líder laborista que provocará más rechazo y división? Corbyn no tendrá más opción que renunciar. Ya ha dicho que no quiere liderar el partido en las próximas elecciones. Algo que posiblemente haya considerado para estos comicios. Gracias a la victoria en las urnas, Johnson logra también confirmar su mandato al frente del Gobierno, con la principal misión de concretar la salida de la Unión Europea (UE) el 31 de enero próximo.

Ahora, el líder conservador debe acudir a reunirse con la reina Isabel II para iniciar su periodo oficial como primer ministro.

Tras confirmarse la victoria conservadora, la libra esterlina se disparó un 1,89 por ciento respecto al euro y un 2,32 por ciento frente al dólar estadounidense.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidió al Parlamento británico ratificar rápidamente el acuerdo para una retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea tras la victoria electoral de Boris Johnson, a quien envió sus felicitaciones. Michel aseguró que esto será “importante para velar por los intereses del mercado interior” y de cara a tener una “relación estrecha en el futuro” con Londres.

AEV/VARIOS