Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Trump aprovecha el coronavirus para expulsar más inmigrantes indocumentados hacia México y Centroamérica

De acuerdo con datos oficiales, Estados Unidos ha expulsado a más de 6,300 personas por su frontera con México, tras la aprobación de poderes de emergencia para frenar la propagación del coronavirus. Y es que, según una medida de salud pública del 21 de marzo, las autoridades federales pueden anular las leyes de inmigración existentes, lo que agiliza los procesos de deportación. Los críticos de la norma aseguran que se está utilizando como una extensión de las estrictas políticas de inmigración del gobierno de Trump.

¿Qué dice la orden?

La orden de emergencia de salud pública emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU prohíbe la entrada de extranjeros considerados como un “peligro grave” para la propagación de enfermedades transmisibles. La medida, inicialmente en vigencia durante 30 días, era necesaria para limitar la propagación de la enfermedad en lugares concurridos, como estaciones de patrulla fronteriza o puertos de entrada, según indicó Robert Redfield, director de los CDC.

Las autoridades federales estadounidenses pueden anular las leyes de inmigración existentes, lo que agiliza los procesos de deportación, bajo una norma de salud.

Desde que se introdujo la medida de los CDC, las detenciones en la frontera disminuyeron en un 50%, según el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) Mark Morgan. Entre tanto, menos de 100 personas estaban bajo custodia de la agencia, una caída del 97% del promedio de 3,000. Según Morgan, la mayoría de los detenidos en la frontera fueron enviados de regreso a México, mientras que algunos fueron devueltos a sus países de origen.

En los últimos años, la mayoría de las personas que intentan ingresar a EEUU provienen de Guatemala, Honduras y El Salvador, y, por lo general, aseguran que huyen de la pobreza y la violencia.

Combinados, esos países tienen menos de 700 casos confirmados de covid-19 y 32 muertes, según la Universidad Johns Hopkins. México tiene unos 3,800 casos confirmados y 233 muertes.

AEV/OPINION


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*