Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

UNESCO estima el 38% de los estudiantes regresaran a las escuelas este 2020

Este año, 900 millones (de los 1.500 millones del mundo) de estudiantes de preprimaria a secundaria debían regresar a la escuela entre agosto y octubre. Sin embargo, según cifras de la UNESCO, solo la mitad de ellos, 433 millones en 155 países, volverán a las aulas en esta etapa. Teniendo en cuenta los 128 millones de estudiantes en la mitad de su año académico, un total de 561 millones de estudiantes, uno de cada tres, asistirán a clases durante este período.

Mil millones de estudiantes, dos tercios de la población estudiantil mundial, enfrentan el cierre de escuelas o la incertidumbre. Las poblaciones más vulnerables, en particular las niñas, están especialmente en riesgo.

La UNESCO ha subrayado que para más de la mitad de los 900 millones de estudiantes que comienzan el nuevo año académico, se espera que la escolarización sea completamente remota o, para algunos, una combinación de aprendizaje a distancia o en el aula. Sin embargo, la mayoría de estos estudiantes y sus familias todavía esperan una guía clara sobre qué esperar cuando comience el año académico 2020-21, a pesar de que las fechas de inicio programadas están a solo unas semanas.

Esta situación plantea importantes problemas dadas las persistentes desigualdades asociadas a la educación a distancia, que afectan en particular a las poblaciones vulnerables.

“La crisis educativa sigue siendo grave”, dijo Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, la agencia líder de las Naciones Unidas para la educación en todo el mundo. “Varias generaciones enfrentan la amenaza del cierre de escuelas, que preocupan a cientos de millones de estudiantes y han durado muchos meses. Esta es una emergencia para la educación global”.

Hasta la fecha, los estudiantes del mundo han perdido un promedio de 60 días de escolaridad desde que comenzaron los cierres en febrero y marzo. En una situación como esta, el riesgo de deserción escolar, disminución de la calidad del aprendizaje e impactos sociales y económicos negativos es alto. Por lo tanto, es crucial que las autoridades educativas trabajen rápidamente para determinar la mejor manera de garantizar un regreso seguro a la escuela, al tiempo que se protege la salud y la seguridad de los estudiantes y el personal educativo.

Hoy, a través de la Coalición Mundial por la Educación, la UNESCO está lanzando la campaña #LearningNeverStops para garantizar el aprendizaje continuo de las niñas durante el cierre de las escuelas y su regreso seguro cuando las escuelas vuelvan a abrir, a la luz de los muchos obstáculos que enfrentan fuera de la educación, incluido el embarazo adolescente, y matrimonio forzado y violencia. A través de las asociaciones de la Coalición, se ha elaborado un conjunto de herramientas de comunicación y promoción y una guía de regreso a la escuela para niñas, que se está difundiendo entre todos los actores interesados.

 

AEV/UNESCO

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*