Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Universidades de EE. UU giran su enseñanza a online

Diversas universidades de EE. UU han comprobado el coronavirus se ha propagado con fuerza entre los estudiantes. La Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, una de las Universidades más grandes del país que lleva a los estudiantes al campus para la enseñanza en persona, decidieron este  lunes que cambiará a la instrucción totalmente remota (online) para estudiantes universitarios después de que las pruebas mostraran un patrón de rápida propagación de la nuevo coronavirus

Las autoridades anunciaron el cambio abrupto apenas una semana después de que comenzaran las clases en la universidad insignia estatal de 30.000 estudiantes.

Dijeron que se habían confirmado 177 casos del peligroso patógeno entre los estudiantes, de los cientos examinados. Otros 349 estudiantes estaban en cuarentena, dentro y fuera del campus, debido a una posible exposición al virus, dijeron.

Así, mismo otras universidades han experimentado el mismo patrón de comportamiento del coronavirus entre sus estudiantes. Han surgido informes de reuniones arriesgadas de estudiantes en lugares cerrados, sin máscaras, en ciudades universitarias como Tuscaloosa, Alabama, sede de la Universidad de Alabama, y Dahlonega, Georgia, sede de la Universidad del Norte de Georgia. Un grupo de 23 casos confirmados de coronavirus también afectaron a una hermandad de mujeres en la Universidad Estatal de Oklahoma.

La orden de enseñanza remota para las clases de pregrado entrará en vigencia el miércoles, y la universidad tomará medidas para permitir que los estudiantes abandonen la vivienda del campus sin una sanción financiera si lo desean.

Grupos de casos habían aparecido en tres residencias universitarias y una casa de fraternidad en UNC-Chapel Hill en la primera semana del trimestre de otoño, enviando a los estudiantes a salas de aislamiento y cuarentena y aumentando la preocupación de los profesores sobre qué tan lejos se propagará el peligroso patógeno en el campus. comunidad. Una administradora influyente, la decana de salud pública de la UNC-Chapel Hill, pidió un cambio de enfoque porque dijo que el método en persona no está funcionando.

AEV/ The Washington Post


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*