Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Varios Estados como Florida, California y Texas han reportado un incremento en casos tras el relajamiento en las medidas de confinamiento

Varios estados de Estados Unidos han empezado a reportar un incremento en casos de coronavirus en lo que podría ser el anticipo a una segunda ola de la enfermedad. Así lo indicó un experto de Johns Hopkins University al destacar que las manifestaciones masivas por la muerte de George Floyd y la reapertura paulatina de varias demarcaciones han incentivado el incremento en casos de COVID-19. Citado por Bloomberg, Eric Toner, académico superior en Seguridad de Salud de la institución, dijo que “hay una nueva ola llegando por partes al país”. “Es pequeña y distante todavía, pero viene”, agregó.

El experto dijo que tomará un par de semanas conocer la situación exacta, pero que a ese punto la capacidad de respuesta va a ser tardía. A medida que varios estados levantan las restricciones de confinamientos, los casos se han ido disparando en distintas partes del país. Precisamente, esta semana ha sido una de picos en casos en distintos estados.

Por ejemplo, este miércoles, en Texas hubo 2,504 hospitalizaciones, lo que supone un aumento del 4.7%, el mayor diario desde que empezó el brote. En Florida, las autoridades sanitarias registraron, en los últimos siete días, 8,553 casos (más que en cualquier otra semana) a un mes de haber flexibilizado las disposiciones. Arizona es otro estado que reporta incrementos. El pasado 2 de junio alcanzó el máximo histórico de nuevos infectados, con 1, 187.

California no se queda atrás. Esta semana registró el mayor número de hospitalizaciones por coronavirus desde el pasado 13 de mayo, pese a que fue el primer estado en implementar las medidas sanitarias, que se han extendido por más tiempo en comparación con otras entidades.

Los datos recopilados por Johns Hopkins University indican que más de 2 millones de estadounidenses se han infectado con el virus y al menos 113,820 han muerto desde el primer caso reportado en EEUU hace cinco meses. El promedio de positivos diarios de COVID-19 es de unos 20,000.

Aunque nuevos casos han bajado en estados como Nueva York, que llegó a ser considerado el epicentro de la enfermedad, al menos unos 12 estados registran subidas.

No todos coinciden. A pesar de los números, otros especialistas no ven este incremento relacionado directamente a una segunda ola de la enfermedad. Así lo consideró, por ejemplo, Ian Lipkin, profesor de epidemiología y director del Centro Center de Infecciones e Inmunidad de Columbia University. El experto dijo a CNBC  este viernes que para que se hable de una segunda ola el virus necesita “retirarse” y “reaparecer”.

Al hacer referencia al panorama en NY, Nueva Jersey y Massachusetts, Nicholas Reich, profesor de bioestadísticas y epidemiología de University of Massachusetts, Amherst, consideró que se trata de “claros brotes de la primera ola”. De todas formas, muchos estados han tenido más un estancamiento de la primera ola, sin una baja clara por varias semanas”, sostuvo el científico.

 

AEV/OPINION


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*